The Ghulam’s ridge (La cresta de Ghulam)

Tras dos días de investigación y preparación logística nos fuimos a las 4 de la mañana al Mandala Peak, sabiendo que para los baltís de la zona todos los picos de esa parte los llamaban así, por ser una zona inexplorada y que por tanto cualquier pico que se escalara, el primero que se ascendiera se llamaría Mandala Peak.

Llegamos pronto al campo de altura después de 7 horas de caminata, estábamos a 5000 metros, mientras picábamos algo no hacíamos más que preguntarnos qué íbamos a escalar, llevábamos material para nieve, roca y hielo, un poco de todo. Al final después de analizarlo todo decidimos que la mejor opción era escalar una cresta de roca, estaba en unas condiciones óptimas, era muy bonita y las vistas espectaculares. El Masherbrum, el Laila y muy a lo lejos nuestro Gondogoro Peak y las torres del Trango.

Al día siguiente con la linea concretada en nuestros ojos y el material preparado, en 4-5 horas escalamos una cresta de 350 metros a 5.200 metros, finalizando en el gendarme más alto de la cresta y dejando un cinta plana para poder rapelar. Estábamos contentos, la sensación de escalar en un sitio absolutamente virgen fue extraordinaria. Teníamos claro cómo íbamos a llamar a la cresta, era “la cresta de Ghulam”.

Esther escalando uno de los gendarmes

 

 

 

La bajada como no, la hicimos con mal tiempo, empezó a llover y se hizo delicada, tardamos casi tantas horas de descenso como hicimos de ascenso, el gps nos ayudó a ver el itinerario. Con caras de cansados pero sonrientes vimos a Ghulam y sus amigos, nos acogieron con  un te delicioso y un abrazo. Antes de llegar al campo base estaba Ghulam el cocinero con su sonrisa generosa, nervioso porque no sabía cuando hacernos la cena. Por la noche estuvimos los cuatro charlando y celebrando la escalada.

Ximo en el Mandala Peak finalizando la cresta

Ximo en el Mandala Peak finalizando la cresta

Datos técnicos:

Dificultad: MD inf. Grado: V. Abierta entre los días 9 y 10 de agosto de 2012. Desnivel total: 1.200 metros.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Alpinismo de exploración

Condiciones del Laila después de las nevadas

Condiciones del Laila después de las nevadas

3 días habían pasado desde nuestro intento al Laila, el mal tiempo nos dió literalmente una patada y las condiciones de la montaña eran objetivamente no muy seguras.

Nos quedaban días y la meteo daba una ligera mejoría, Gulam nuestro guía nos tenía preparado un plan B que nos pareció interesante, consistía en escalar el Mandala Peak, era una zona hasta ese momento totalmente inexplorada y a la vez objetivo ambicioso de muchos mineros baltís, ya que según ellos podrían haber piedras semipreciosas.

Esther y Gulam debajo de una piedra que a la vuelta de la escalada se había derrumbado.

Decidimos irnos con él y tener un primer contacto con los mineros, saber como accedían a las paredes para obtener las piedras, el camino más efectivo para aproximarnos al Mandala Peak….

Gulam y Esther charlando sobre el acceso

Ximo mirando por dónde ir con las explicaciones de Gulam

Los mineros baltís son hombres duros, vastos, fuertes y a la vez nobles y considerados. Trabajan desde mediados de mayo hasta mediados de agosto,

bajan a Hushé cuando ya se ha acabado la comida ven a sus familias y suben más comida que les ha preparado previamente sus mujeres. Duermen en una pequeña cabaña, donde tienen acceso al agua, dentro de la cabaña te puedes sentar entre colchonetas y esterillas, al fondo tienen una pequeña chimenea, cocina y horno a la vez, en la cual nos hicieron un milk tea delicioso que bebimos con unas pastas hechas por sus mujeres. Fue un acto de cortesía y educación que Ximo y yo valoramos muchísimo, ya que ellos estaban en pleno ramadán, llevaban todo el día trabajando y hacía mucho calor.

Campo base de los mineros

Campo base de los mineros

Con un inglés entrecortado nos enseñaron algunas de las piedras que iban adquiriendo, con la esperanza de que al llegar los gemólogos de Skardú les dieran a cambio una buena recompensa, lo suficiente para vivir el resto del año, Inshallá. A Gulam le gustan mucho las piedras, mientras él charlaba animadamente con sus amigos Ximo y yo no hacíamos más que preguntar si había nieve, hielo, si era todo roca, en fin lo que diríamos en España, “cada loco con su tema”, son esas cosas curiosas y a la vez ridículas que nos pasan a los que vivimos en el primer mundo y que hacen que te sientas absurdo que muchas veces, unos piensan en cómo subsistir y otros en cómo y donde escalar.

Nos despedimos de ellos, prometiéndoles que en unos días les diremos que hemos escalado, que hemos visto, ellos nos comentan que nos veremos en Hushé, les quedan pocos días, como no, nos dicen que en cuanto bajen nos enseñarán el taladro con el que agujerean las paredes. Ishallá.

Algunas de las piedras que nos enseñan

Algunas de las piedras que nos enseñan

Ibex a la izquierda

Ibex a la izquierda, la montaña nos recuerda al Naranjo de Bulnes

Es la hora de rezar

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Laila Peak

Ya estaba claro por que cara íbamos a escalar el Laila, sin duda, por la más segura, el ascenso al campo 1 ya lo conocíamos, aunque desde luego con peso parecía que era la primera vez.

La llegada al campo 2 fue laboriosa, aunque escalando en ensamble se hacía amena, había roca suelta, exposición y en ocasiones dificultad para proteger algún paso.

Ximo llegando al campo 2

Suerte!!! Good luck!!! Good snow!! Inshallá!! ni sabemos las veces que oíamos estas expresiones; teníamos muchos factores a nuestro favor, solo hay uno que quizás no fluía todo lo bien que queríamos era la toma de decisiones, en ella influye la experiencia, motivación, expectativas y sobre todo las personas que conforman el grupo. No hacía nada de frío, llevábamos mucho tiempo con la isoterma a 6000 metros, las noches eran cálidas y se preveía unas condiciones no muy buenas, si a eso se añade comenzar el ascenso a cima a una hora no muy temprana las posibilidades de conseguir el objetivo son escasas. Al empezar nos dábamos cuenta que estábamos rodeados de coladas, temíamos además que con una nieve tan blanda el descenso posterior fuera peligroso, con esas condiciones Félix, Alberto y Rubén deciden retirarse del intento a cima y se van al campo base.

Ximo y yo nos quedamos un día más en el campo 2, la estrategia es levantarse a las 22: 30 para estar listos a las 23 con el objetivo de escalar con nieve dura (si helaba). Lo teníamos claro y no queríamos perder la oportunidad, sin embargo la mala suerte entró en las montañas y nada más levantarnos vimos más de tres dedos de nieve, no paraba de nevar, aun así pensábamos quedarnos hasta las 3 de la mañana y ver como transcurría la meteo. Para nuestra sorpresa, las condiciones eran cada vez peores, el barómetros no nos daba buenas noticias, el tiempo cada vez era más inestable, nuestras esperanzas se habían desvanecido totalmente y nos dimos cuenta que el descenso tenía que ser inmediato. LLegar hasta el campo 1 fue duro, intenso y largo, la ventisca y la nieve no pararon. Después de comunicarnos con nuestros compañeros, nos esperaban en el camino con té caliente y comida que agradecimos con  alegría.

Nuestras esperanzas de escalar el Laila desaparecieron.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Aclimatamos en el Gondogoro Peak

Después de 2 días caminando sin peso pero haciendo desnivel, nos hemos decidido a escalar el Gondogoro Peak, está a 5. 600, dormiremos en altura y lo motivante de esta montaña es su cima, nos ofrece unas vistas excepcionales del K2 y el Broad Peak.

En el campo de altura cenando

Comenzamos el ascenso

Por fín el K2 desde la cima.

El Broad Peak

 

Pilartxo, Rubén, ALberto y Félix llegando a la cima.

Esther y Ximo en la cima.

Esther, Rubén, Alberto, Pilartxo y Ximo en la cima.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Aclimatamos

Ya estamos ubicados, tenemos un cocinero excelente que hace unas tortillas de patata deliciosas, tenemos aceite de oliva, jamón, queso manchego… y un guía con buena conversación, sonrisa amable y una inquietud constante por encontrar piedras semipreciosas, así con la letanía de movimientos que causa el ramadán Petit Gulán, se dedica a levantar piedras a ver si tiene suerte Inshalá.

Mientras nosotros ya estamos manos a la obra, y chino chano nos diponemos a aclimatar, y a la vez a pensar por cual vertiente ascenderemos el Laila, suroeste o la vertiente italiana noroeste.

Acercándonos al campo 1

Acercándonos al campo 1

 

 

Vista desde el campo 1 el pico de la izquierda es el Laila

Accediendo por la vertiente noroeste

Algunas lo tenemos claro por la noroeste no subimos

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El campo base

Quizás el campo base sea uno de los lugares más importantes en una expedición; queremos buena ubicación, pasar el menor frío posible, buenas vistas, agua accesible pura, buena, fresca, tener sol, que haya sitios planos donde nuestras espaldas descansen, que el acceso a nuestra montaña sea lo más cercano posible… en fin que por mucho que pidamos no deja de ser un campo base, y lo que es más importante: se acabaron las comodidades de la city. Estuvimos hablando el día anterior, y Gulan nos comentó que había dos campos a elegir, guau!!! podemos elegir, no lo pensamos mucho  fuimos al glaciar del Gondogoro, vistas al Masherbrum, muchas posibilidades para aclimatar y agua, mucha agua, obvio, estamos en un glaciar.

Masherbrum

Masherbrum

Los protagonistas ese día fueron los porteadores, Aktag, Hussein… posiblemente sean las personas más fuertes del mundo, las condiciones en las que viven son realmente duras, elevadas altitudes, inviernos largos y fríos, veranos lluviosos, terremotos, inundaciones, todo ello mientras trabajan a destajo: los hombres porteando y ellas subiendo leña, ordeñando las cabras, haciendo pan, caminando diariamente más de mil metros de desnivel. Viajar siempre es un privilegio conocer y convivir con los baltís, aunque solo sea por unos minutos, es un auténtico regalo del que nos sentimos agradecidos.

Gulan, nuestro cocinero

Gulan, nuestro cocinero

Tenemos que hacer reformas!!!

Tenemos que hacer reformas!!!

Gulan nos ayuda y pone todo su empeño

Gulan nos ayuda y pone todo su empeño

El Laila nos espera

El Laila nos espera

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LLegada a Hushé

Llegada al aeropuerto de Islamabad

Llegada al aeropuerto de Islamabad

Después de varios días pasando calor en Islamabad y en Skardú empaquetando y rehaciendo petates, conociendo a nuestro guía y haciendo todos los trámites burocráticos de firma de permisos, etc. por fín llegamos a Hushé, un pueblo que se caracteriza principalmente por la simpatía, alegría y hospitalidad de sus habitantes, para algunos del grupo era la primera vez para otros un recuerdo de hacía muchos años y en mi caso era el segundo verano consecutivo. La alegría de volver a ver a mucha gente de allí se transmitía en risas, abrazos y comentarios de bienvenida y mucha suerte al grupo, INSHALÁ.

Firmando el permiso de treking  en el ministerio, con Gulan, nuestro guía

Firmando el permiso de treking en el ministerio, con Gulan, nuestro guía

Aeropuerto de Skardú

Aeropuerto de Skardú

A la izquierda Sebas Tower, a la derecha Little Karim Peak.

A la izquierda Sebas Tower, a la derecha Little Karim Peak. Montañas escaladas por el Equipo Español Femenino de Alpinimo años 2010 y 2011

Porteadores preparándose en Saicho.

Niñas y niños volviendo del colegio

Niñas y niños volviendo del colegio

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nasser Brak

Seguimos nuestras aventuras por el Himalaya: hemos hecho cima en el Nasser Brak, una pirámide de roca de 5100 metros de altura. Hemos seguido la via normal, 300 metros de 6a.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Gondogoro

Al fin estamos aclimatados !! Y ya hemos completado la ascensión a la cima secundaria del Laila Peak, llamada Gongodoro. Ahora unos días a descansar y a seguir con la expedición.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Seguimos…

Hola a todos y a todas. Ya hemos llegado al campo 1 del Laila Peak, por la cara oeste, a 5.200 metros de altura. Seguimos con la aclimatación, y mañana subiremos por la otra cara de la montaña.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios